LES COMPARTIMOS EXPERIENCIAS QUE VAMOS SUMANDO A NUESTRA TRANSICIÓN:

CUIDAR EL AGUA Y LA LUZ

  • Intentamos buscar la forma más eficiente de cepillarnos los dientes y lavar los platos usando el mínimo de agua posible, también darnos duchas más cortas.
  • Reparamos, lo antes posible, las canillas de agua que tienen pérdidas.
  • Regamos las plantas con el agua que sobra de alguna cocida al vapor o la de las verduras hervidas (obviamente cuando se enfría).
  • Apagamos las luces que no se están usando.

REDUCIR EL USO DEL AUTO

  • Un buen reemplazo es la antiquísima costumbre perdida de ¡CAMINAR!, o la bicicleta.

CONSUMO RESPONSABLE / ALIMENTACIÓN CONSCIENTE / PRODUCTOS DE LIMPIEZA E HIGIENE SALUDABLES

  • Reducimos al máximo o eliminamos los productos descartables.
  • Pedimos que todos los servicios dejen de llegar a nuestro buzón y nos lleguen al mail.
  • Nos hicimos muchas bolsas de tela reutilizables y si es posible, vamos a tiendas de productos a granel, con ellas, para reducir la compra de productos con envases de plástico (donde podemos llevar nuestros envases).
  • También nos empezamos a llevar los propios envases para comprar, aunque sean lugares donde esto no sea algo acostumbrado (ej: llevar túper a la fiambrería y pedir que pesen el fiambre directamente en nuestros envases reutilizables / Llevar nuestra taza de café a la cafetería y pedir que nos la rellenen, en vez de envases descartables para llevar)
  • Usamos botellas de agua reutilizables y nos hicimos el hábito de llevarlas a todos lados para cuando nos agarra sed de forma desprevenida, así, evitamos comprar de plástico.
  • Conservamos los alimentos en frascos de vidrio.
  • Consumimos alimentos agroecológicos y de estación
  • Consumimos lo más posible alimentos locales. Es que algunos alimentos, por más que sean muy saludables, si vienen viajando varios kilómetros, ya no son sustentables.
  • Consumimos lo mínimo posible (o nada) de alimentos procesados o ultra-procesados
  • Buscamos comprar directo del productor, cuando es posible. Eso hace que valoremos muchísimo más lo que consumimos porque conocemos a la o las personas que están detrás de lo que compramos.  ¡Nada más lindo que ir a ferias y conocer a los productores!
  • Tratamos de hacer compras mayoristas (por ejemplo, yerba en un bolsón de 5k). Esto hace que tengamos que ir menos a los mercados y evitemos así compras impulsivas (tentaciones innecesarias). Además de que ahorra muchos envases pequeños (en vez de 10 envases de medio kilo de yerba, por ejemplo).
  • Reemplazamos el papel de cocina, las servilletas de papel y los pañuelos descartables por telas o trapos (por ejemplo de una sabana vieja) reciclados.
  • Segunda oportunidad: apoyamos los mercados de segunda mano, por ejemplo: empezamos a comprar en ferias de ropa usada. Otro emprendimiento excelente: ¡la Grati-Feria! También podemos circular (regalar, vender o intercambiar) todas las cosas que tenemos de más en nuestra casa.
  • Intentamos comprar prendas de fibras naturales (en vez de otras cuyos materiales provienen del plástico) y sin teñidos: una de las industrias más contaminantes es la textil, y sobre todo, el proceso de teñido de la ropa.
  • Dejamos de usar toallitas femeninas llenas de plástico y algodón transgénico para pasar a usar toallitas femeninas de tela reutilizables (usamos la marca AMA TU LUNA, que además se apoya en un proyecto comunitario de mujeres de barrios populares).
  • Dejamos de usar tampones y pasamos a usar la copita menstrual.
  • Pasamos a usar cepillo de dientes de bambú o madera (de cooperativas locales)
  • Reemplazamos las esponjas de plástico por esponjas vegetales (tanto en el baño como en la cocina)
  • Empezamos a usar Aloe Vera, aceites orgánicos primera presión en frío y palta, en vez de cremas que vienen en envases de plástico y tienen productos químicos.
  • Reemplazamos desodorantes industriales por el “desodorante de cristal” (mineral de alumbre). Es una piedra que simplemente la humedeces y la aplicas en la piel. Dura años.
  • Utilizamos shampoo y crema de enjuague sólidos. Y agregamos vinagre para el enjuague (desenreda y queda súper brilloso).
  • Depilación definitiva puede ser buena opción para no descartar más gilets
  • Compramos pasta dental artesanal en frascos de vidrio reciclables y estamos con ganas de empezar a elaborarla nosotras mismas.

MINIMIZAR LA BASURA

  • Compostamos: para saber más, podés mirar el post en nuestro blog: https://yantracaminovivo.com/compost/
  • Implementamos el método “Botella de amor”: son botellas que se rellenan con “plásticos de un solo uso”, es decir, aquellos que se convierten en basura inmediatamente después de su consumo (como los envoltorios de galletitas, sachet de leche, etc.). Cuando la llenaste bien, alcanzas la botella a los contenedores (en la pagina figuran los puntos de recolección) y luego son transportadas a la fábrica “Econciencia” y las transforman en madera plástica. Para saber más: https://botellasdeamor.com.ar/

HACELO VOS MISMX

  • Empezamos a hacer los propios productos de limpieza (próximamente recetas en el blog)
  • Hacemos, con sabanas viejas, algunos trapos que reemplacen al papel de cocina y las servilletas de papel.

OTROS:

  • ECOSIA: Instalamos como buscador de internet Ecosia en vez de Google. Es un buscador que ayuda a reforestar el planeta. Sólo se trata de agregar esa extensión al navegador y así, con las búsquedas, se plantan árboles en algunos de los lugares más duros de la tierra. Es simplemente entrar a ecosia.org e instalarlo. Para más info, la web: https://trees.ecosia.org/