El método de Wim Hof es un entrenamiento que promueve mayor energía, niveles reducidos de estrés y una respuesta inmunitaria aumentada. Con su método, Wim Hof ​​enseña a la gente común cómo pueden tener más control sobre su propios cuerpo y mente. Se basa en tres pilares que son:

  • La respiración
  • La exposición al frío
  • El compromiso o la mentalización

RESPIRACIÓN:

Este método consiste en adoptar una postura cómoda, relajada. 

RESPIRAR: Inhalar profundamente (por boca o nariz) y exhalar, sin forzar, por la boca. En el nivel principiante, esto se hace unas 30 veces aprox. Es normal experimentar algunos efectos como hormigueo en el cuerpo o cambio de temperatura.

SOSTENER: Una vez alcanzadas las 30 respiraciones profundas, se inhala una última vez bien profundo y se exhala sin forzar. Ahí hay que detenerse, sosteniendo la cantidad de tiempo que cada uno pueda (al principio pueden ser 30 segundos, 1 minuto, 1 minuto y medio y cada vez se puede sostener un poquito más).

RESPIRACIÓN DE RECUPERACIÓN: Cuando aparece la necesidad de respirar, se hace una inhalación profunda, llenando de aire los pulmones, expandiendo el vientre y el pecho, y se vuelve a sostener la respiración por 15 segundos más. Por último, se suelta el aire y se completa así la primera ronda.

CICLOS: Se puede comenzar una segunda ronda. Al principio, con tres rondas es más que suficiente.

FIN: Cuando se termina el ciclo, instantáneamente, hay un estado de calma y energía que es muy propicio para comenzar una meditación, si se quiere.

EXPOSICIÓN AL FRÍO:

De igual importancia, el siguiente desafío consiste en exponerse al frío. Puede hacerse mediante una simple ducha de agua fría, hasta baños de hielo. Con el tiempo, vas desarrollando mucha más tolerancia, y podes ir aumentando el tiempo de estadía en el agua fría.

Los científicos encontraron evidencia de que la exposición al frío acelera el metabolismo. Otro beneficio es que reduce la inflamación, hinchazón y dolor en los músculos, es por eso que se popularizó mucho en el ámbito del deporte. Especialmente, muchos deportistas utilizan baños de hielo como medio para acelerar la recuperación tras el ejercicio físico. Además, mejora el sueño, aumenta la concentración y la energía, mejora la respuesta inmunológica, alivia muchos síntomas (entre ellos: los que provocan las enfermedades autoinmunes) y puede reducir considerablemente el estrés y la depresión.

COMPROMISO:

También, la fuerza de voluntad y la autodisciplina son dos factores clave en el método. De la misma manera, la exposición al frío como los ejercicios de respiración, requieren de compromiso. Básicamente, muchos estamos acostumbrados al confort de lo cotidiano, y salir de la zona de confort es algo que pocas personas eligen hacer. A través de la meditación y la respiración consciente aprendes a observar tus pensamientos, emociones e impulsos, sin identificarte ni actuar sobre ellos.

 

BELEFICIOS DEL MÉTODO:

  • Sistema inmunológico más fuerte
  • Mayor energía
  • Mejora el descanso
  • Aumenta la concentración
  • Reduce el estrés
  • Rendimiento deportivo mejorado
  • Produce mayor tolerancia al frío
  • Recuperación más rápida
  • Aumenta la creatividad
  • Promueve la fuerza de voluntad y autodeterminación

 

QUIÉNES PUEDEN PRACTICAR EL MÉTODO:

Todas las personas sanas pueden. Si se trata de una afección médica grave, es necesario consultar a un profesional antes de intentar cualquiera de las técnicas. No es bueno para personas con presión alta, epilepsia, enfermedad coronaria (como angina de pecho), o antecedentes de accidentes cerebrovasculares.

Pág de Wim Hof: https://www.wimhofmethod.com/